Graduación Instituto Diocesano de Pastoral

Noticias
Typography

El domingo 14 de enero se efectúo la trigésimo séptima  colación de grados del Instituto Diocesano de Pastoral (IDIPA).  En los inicios de la diócesis nuestro Obispo Emérito Mons. Ulises A. Casiano Vargas  quiso establecer el mismo. Fue su primer director y quien le dio forma Mons. Francia López Mercado, de feliz memoria (R.I.P.), entonces Vicario de Pastoral. Nuestro Obispo Mons. Álvaro Corrada Del Rio, S.J. ha dado un decidió apoyo al Instituto.

El Instituto se concibió como un recurso e instrumento de formación para los fieles laicos. La formación se imparte en un ciclo de tres años centrándose en el Catecismo de la Iglesia Católica y enfatizando la Sagrada Escritura, Sacramentos y Vida de la Iglesia. Los cursos se imparten dos sábados al mes en la mañana, comenzando en enero y finalizando en diciembre. Se recesa los meses de verano.

Las clases formativas son dictadas por sacerdotes de la diócesis. En algunas ocasiones hemos tenido la colaboración de presbíteros de otras diócesis y comunidades religiosas. En estos treinta y siete años son miles los fieles que han participado de los cursos dados. Estos fieles se integran a sus comunidades parroquiales siendo participes de la misión pastoral. Hemos tenido fieles que han asistido de otras diócesis. Es requisito en la diócesis que quienes son instalados Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión participen en esta formación.

En los actos de graduación se les entrega el certificado que acredita que han sido formados. Se  requiere que asistan constantemente. Quien sobrepase el límite de ausencias permitidas debe reiniciar el curso. Prácticamente la totalidad de las parroquias han tenido y tienen candidatos formándose en el Instituto cada curso. Muchos de nuestros diáconos Permanentes han pasado igualmente por el camino formativo.

Quienes culminan el ciclo de tres años de formación tienen la oportunidad de seguir un año adicional en el Seminario de Espiritualidad. En esta ocasión del total de graduados, sesenta y dos, unos diez terminan el Seminario.

Animamos a los fieles que aun no han tenido ocasión de ser parte de este esfuerzo a que se unan. Es un deber de todo bautizado formarse en su fe. Como dice un refrán por allí repetido un católico ignorante es un seguro protestante. Nuestra fe católica está fundamentada en la Sagrada Escritura. Creemos lo que ha sido revelado en su integridad. Debemos conocer el fundamento de nuestra fe para hacerla vida y ser defensores de ella ante los ataques que proceden de quienes la ignoran.

Felicitamos a los graduados este curso. Agradecemos su participación, así como el esfuerzo realizado por los profesores la secretaria de la Oficina de Pastoral.