Visita y exposición de la reliquia del corazón incorrupto de San Juan Bautista María Vianney, el Santo Cura de Ars a Maricao

Noticias
Typography

En la mañana del 11 de junio de 2018 Maricao se preparaba para otro evento histórico a suscitarse en su templo de la Parroquia San Juan Bautista. Luego de peregrinar por varias ciudades de los Estados Unidos, llegaba a Puerto Rico el relicario con el corazón incorrupto del Santo Cura de Ars, patrono de los sacerdotes.

Gracias a nuestro obispo, Monseñor Álvaro Corrada Del Río, la Orden de los Caballeros de Colón y el clero diocesano, Maricao se convertía en uno de los tan sólo seis destinos en Puerto Rico en los que estaría expuesta la reliquia para su veneración.

A las 6:30 AM se abrieron las puertas del templo parroquial y ya a esa hora habían alrededor de 12 hermanos en Cristo esperando para una actividad que estaba pautada para las 8:00 AM y que duraría 3 horas. Con el paso del tiempo más y más personas continuaban llegando y ya todo estaba preparado. El coro Voces de San Juan Bautista, coro de nuestra parroquia ya estaba listo con un repertorio preparado especialmente para la ocasión. A las 8:00 AM llegó la tan esperada reliquia transportada por Monseñor Ramón Albino, el Padre Edgardo Acosta y 5 miembros de los Caballeros de Colón.

La agenda establecida era: veneración de la reliquia, rezo del Santo Rosario, reflexión sobre la vida y obra del Santo Cura de Ars y la Santa Misa. Con los acordes musicales del coro al fondo comenzó la fila para la veneración, de derecha a izquierda, con el tiempo suficiente para que la feligresía orara, tomara fotos e hiciera contacto con la urna con sus objetos religiosos personales. El templo parroquial estaba lleno a capacidad, y con el ir y venir de visitantes y parroquianos locales se calcula que asistieron ante la reliquia unas 400 personas durante las 3 horas de actividad.

Los Caminantes Matutinos del Rosario, grupo maricaeño tuvo a cargo el rezo del rosario a las 8:30. A las 9:00 AM Padre Edgardo Acosta tuvo a cargo el tema del santo, en el que se estableció un paralelismo casi idéntico con la vida de Monseñor Romualdo Ortiz, sepultado en el templo y cuyo proceso de beatificación está abierto ante la Santa Sede.

A las 10:00 AM comenzó la Santa Eucaristía presidida por el Padre Edgardo Acosta y concelebrada por Monseñor Albino quien tuvo a cargo la homilía del día, Padre David Pérez (párroco local), Padre Orlando Rosas, Padre Carlos Méndez, Padre Gerardo Caraballo, Padre Edgar Carlo y los diáconos Rodrigo Martínez y José Rodríguez.