Rvdo. P. Carlos J. González Santiago sfm
Address:
Apartado 3166
Mayagüez
Puerto Rico
006801
Phone:
(787) 652-4999
Fax:
(787) 834-2777
Mobile:
(787) 832-2203
Send an Email. All fields with an asterisk (*) are required.
Miscellaneous Information:

Vicarios:
P. Oscar Granados  sfm

Misas:
===============================

Semana:
Templo Parroquial - lunes a viernes 8:00am

Martes:
Capilla Perpetuo Socorro, Mora 7:30pm

Miércoles:
Capilla Santo Niño de Praga, Maní 7:00 pm

Sábado:
Templo Parroquial 5:30 pm
Capilla Santo Niño de Praga, Maní 7:00 pm

Domingo:
Templo Parroquial 9:30 y 11:00 am, 5:30 pm
Capilla Perpetuo Socorro, Mora 8:00 am

===============================

Los misioneros redentoristas de la Provincia de Madrid, España, llegaron a Puerto Rico en el 1886. Se establecieron en el Viejo San Juan y en la ciudad de San Germán, donde se dedicaron a la prédica de misiones y al pastoreo de las personas más sencillas. Ya para el 1900 los redentoristas se habían marchado a misionar a otras tierras en América Latina.

Ante la gran escasez de clero, en el 1902 los misioneros redentoristas de la Provincia de Baltimore en Estados Unidos llegaron a Puerto Rico. Su primera fundación fue la Iglesia de la Candelaria, hoy Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria. Desde la Iglesia de la Candelaria, los misioneros redentoristas pastoreaban con gran celo a toda la población de Mayagüez.

Ya para el 1894 se había comenzado a construir una pequeña capilla con el nombre de Nuestra Señora del Carmen. Por razones económicas y por causa de la guerra la construcción de la capilla no se completó. Pero con la llegada de los misioneros redentoristas a Mayagüez, la capilla de la Playa recobró vida. Y en el 1904, bajo la dirección del Reverendo Carlos Sigl, se celebró la bendición de la nueva Iglesia. En el 1906 se hizo la dedicación del Colegio Católico Nuestra Señora del Carmen.

Después del terremoto del 1918, los redentoristas construyeron una nueva iglesia, un colegio y un convento —a poca distancia del lugar de la iglesia original. Estos nuevos edificios fueron bendecidos en el 1924.

En 1957 el obispo McManus y los superiores redentoristas decidieron convertir la Capilla en una parroquia. El 1 de enero de 1958 por Bula de su Santidad el Papa Pio XII, la Capilla de Nuestra Señora del Carmen en el sector La Playa de Mayagüez se convirtió en Iglesia Parrroquial independiente. Fue nombrado Vicario de la nueva parroquia el Reverendo Edward Kailholz. Su primera obra fue la construcción de la Capilla del Sector El Maní en la ciudad de Mayagüez.

La Iglesia Nuestra Señora del Carmen es la segunda parroquia de la Ciudad de Mayagüez. Desde su fundación siempre ha estado pastoreada por los misioneros redentoristas. La gente de los sectores que cubre la parroquia son, en su mayoría, personas sencillas, pobres y marginadas. Los misioneros han hecho un gran esfuerzo por servir con dedicación y esmero a toda esta feligresía de los sectores de La Playa. La respuesta de la feligresía ha sido muy buena a través de todos estos años. Y hoy son muchos los que viven agradecidos por la formación religiosa y educación escolar que recibieron de la parroquia Nuestra Señora del Carmen y del antiguo Colegio del Carmen. Hemos también de reconocer la obra educativa que las Hermanas de La Caridad ( 22 años) y Las Ursulinas (2 años) realizaron en nuestro colegio. El paso del huracán “George”, el 21 de septiembre de 1998, hizo que los redentoristas cerraran el Colegio del Carmen.

Durante estos 100 años ha sido grande la aportación que los misioneros redentoristas han hecho a la vida de la familia mayagüezana. Son muchas las personas que han sido marcadas por el carisma redentorista y han tenido el impacto de la prédica de estos misioneros, la formación religiosa de las escuelas que han establecido y de la entrega de estos incansables siervos de Dios.

Hoy están al frente de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen los misioneros redentoristas Miguel A. García, José Checchia y Jorge Colón. La feligresía está muy contenta y animada con este nuevo equipo de sacerdotes. Y juntos se proponen, además de continuar la obra de evangelización, construir un nuevo techo para la iglesia y hacer las reparaciones pertinentes.